martes, 28 de julio de 2009

Ojos (poema)




¡oh niña de ojos nómadas y atormentados!
¡hagamos el amor sobre la lengua de los reptiles!
dame tu saliva candeal, tu piel de tierra,
los caracoles de tus ojos.
ojos siempre buscando un canto propio,
ojos que lanzan hilos como sondas para medir los sueños,
ojos con rastros de oro en el ozono y el cansancio,
ojos como aves hábiles que cruzan la bruma.
debajo de los ojos, lábiles labios iguales al lúpulo amargo.
¡niña, tú sabes que mi abrigo no guarda en sus bolsillos
los granos de esperanza, y que en mi sombra existen los espejos
que ciegan la alegría, pero hay amor y frío junto al mar de mis pupilas!
y tú sabes que la osadía empieza en nuestros sueños,
y aunque haya azufre y alquitrán en nuestras lágrimas,
no dudes en darme tu gemido en las espigas abandonadas por las bestias,
porque en ellas yo lucho contra el olvido.

1 comentario:

  1. Estimado Fernando, gracias por hacerte seguidor de mis Silenos. No conocía tu blog. Vendré a leerte a menudo. Un saludo.

    ResponderEliminar