jueves, 30 de julio de 2009

miércoles, 29 de julio de 2009

Poema

AQUILES ULTRAJANDO EL CADÁVER DE HÉCTOR



rastro o rasgo humano
lugar inconstante y voluble
cadáver
muriendo luminosamente

martes, 28 de julio de 2009

Ojos (poema)




¡oh niña de ojos nómadas y atormentados!
¡hagamos el amor sobre la lengua de los reptiles!
dame tu saliva candeal, tu piel de tierra,
los caracoles de tus ojos.
ojos siempre buscando un canto propio,
ojos que lanzan hilos como sondas para medir los sueños,
ojos con rastros de oro en el ozono y el cansancio,
ojos como aves hábiles que cruzan la bruma.
debajo de los ojos, lábiles labios iguales al lúpulo amargo.
¡niña, tú sabes que mi abrigo no guarda en sus bolsillos
los granos de esperanza, y que en mi sombra existen los espejos
que ciegan la alegría, pero hay amor y frío junto al mar de mis pupilas!
y tú sabes que la osadía empieza en nuestros sueños,
y aunque haya azufre y alquitrán en nuestras lágrimas,
no dudes en darme tu gemido en las espigas abandonadas por las bestias,
porque en ellas yo lucho contra el olvido.

lunes, 27 de julio de 2009

Tsunami en mi ordenador

Escasos amigos lectores. (Aunque estoy dejando rastros en territorios extranjeros, para ver si aumenta el número de visitantes a este blog). Voy a comunicaros un descalabro que acabo de cometer: he borrado los archivos que contenían mis poemas, los apuntes, las notas, todo lo que he ido recopilando durante los últimos tres años se ha ido, se ha desvanecido, sé que está en alguna parte de esta máquina, lo presiento. Pero me es imposible averiguar dónde. Los expertos consultados me dicen que lo tengo difícil. He recurrido a algún programa que busca archivos borrados dentro de los intestinos del monstruo, pero no aparecen. Para más desgracia, estaba pasando al ordenador todo lo que iba anotando en libretas grandes y pequeñas, en trozos de papel guardados entre páginas de libros, en un intento de organizarme y de saber qué estaba haciendo. El sábado terminé casi la mitad y los papeles fueron al reciclaje. Así que, a partir de hoy, voy a tener la obligación de guardarlo todo en esos pendrive, además de hacer una copia impresa (siento esto último, pues no me gusta desperdiciar un trozo en blanco que puede ser aprovechado para anotar alguna idea, algún verso, algo oído entre el zumbido actual). Estoy desolado. El trabajo de tres años. Algunos poemas de los que estaba muy orgulloso. Citas de autores. Lecturas. . . Buscaré una imagen (visual) que exprese cómo me siento en este momento. La tomo prestada del blog de miriam reyes, joven poeta orensana. Seguidla en http://www.miriamreyes.com.