jueves, 17 de febrero de 2011

Poema



si no estás
cerraré los ojos para verte
te comeré y
me comeré los ojos para verte

entonces puede el mar
paladearse en la mirada
la luz comerse en tu sonrisa
libar la espuma en tus relieves


de noche abro la sed boscosa de mis ojos
y no recuerdo cómo
hacer para olvidarte

sólo hay vacío al borde de los vasos

y tú en el aire prisionera
como un ave rodeada por mi aliento
te viertes en mis labios